Botas de agua

Las botas de agua o wellies, actualmente hechas de goma o PVC, fueron ideadas por el Duque de Wellintong a principios del siglo XIX como una modificación de las botas de piel Hessian, propias del uniforme militar.
Originariamente vinculadas al armario masculino y al entorno rural, en las últimas temporadas se han convertido en un complemento indispensable para mujeres urbanitas con caracter práctico.
Precauciones de uso:
Descarta los colores clásicos, el negro o el verde, apostando por estampados divertidos para poner una nota de color en esos días grises y pasados por agua.

Botas de agua azules con diseños típicos tattoo.

Hunter
Retrato del Duque de Wellintong

0